Ya se acercan las fechas en las que la gente busca vivir una experiencia fuera de este mundo, paranormal, que le ponga los pelos de punta. Y todo para que puedan grabarla y hacer viral su video, pero la verdad es que cuando esto sucede, lo que menos pensamos es en sacar el celular y ponernos a grabar, sólo queremos correr y alejarnos lo más que podamos de ese lugar. Como me sucedió a mí, quien fue de aquellas personas que quería vivir algo de terror.

Precisamente hace un año, pero en pleno Halloween y Día de muertos nos fuimos a Celaya para disfrutar de las fiestas que se hacen en aquel lugar. Cuando íbamos en la carretera, ésta estaba muy vacía, lo que se nos hacía extraño pues en estas fechas suele haber algunos autos que se dirigen al mismo sitio que nosotros, pero ahora ni sus luces. Cuando dimos la vuelta en una curva, pudimos ver como una sombra negra atravesó la calle a gran velocidad que no alcanzamos a distinguir lo que era. Lo primero que pensamos es que quizá se trataba de un animal y seguimos nuestro camino.

Más adelante observamos que había una persona parada junto a un señalamiento de velocidad, así que bajamos la velocidad para preguntarle su se le ofrecía algo, pero conforme nos acercábamos vimos que tenía un aspecto tétrico y preferimos pisar el acelerador, al pasar junto a esta persona o lo que sea que haya sido, vimos cómo se abalanzó hacia el carro pero nunca escuchamos que lo golpeara, sólo un ruido como un rugido. ¡Vaya susto!

No puedo imaginar lo que habría sucedido si nos hubiéramos detenido para tratar de ayudarlo, quizá nos hubiera poseído una entidad maligna o, peor aún, ya no estaríamos vivitos y coleando en este mundo.

Viaje tétrico en Halloween

You May Also Like